March 2, 2024
Redexpertos CyS
  • Arroz, maíz, trigo y cebada son algunos de los alimentos que conforman el grupo alimenticio de los cereales y otorgan múltiples beneficios para el ser humano.
  • El uso de granos desde la época prehispánica dio origen a platos típicos colombianos como la mazamorra, las arepas y los hojaldres.

En marzo, se conmemora el Mes del Cereal, fecha en la cual se reconoce la importancia de este grupo de alimentos y los beneficios que aportan a la población, al permitir el acceso a comidas versátiles y asequibles, facilidad de obtención en cualquier tienda o plaza de mercado, y su valor para nuestra alimentación.

El arroz y el maíz son ingredientes infaltables para preparar distintas recetas que acompañan alguna de las tres comidas del día, y se convierten en protagonistas de la cocina y la mesa, al ser los más consumidos por los colombianos a lo largo de 2020: en promedio, 46 kilos de arroz y 30 de maíz, por persona, según datos de Fedearroz y Fenalce.

«Consumir cereales integrales con regularidad, permite alcanzar el requerimiento diario de fibra, de vitaminas y minerales; que se relaciona con beneficios a la salud como menores niveles de colesterol en sangre y mejor regularidad digestiva», afirma Elisa Gómez, Gerente Regional de Nutrición para Kellogg Latinoamérica.

Además, para superar las jornadas que demandan actividad física e intelectual en la cotidianidad, los granos se convierten en un aliado esencial, ya que aportan energía de sus carbohidratos, indispensables para el movimiento y el funcionamiento del cuerpo y el cerebro.

Un poco de historia

La avena, el maíz, arroz y el trigo son cereales que conforman un grupo diverso de granos, presentes en la alimentación del ser humano antes de la llegada de la agricultura, según señalan registros de consumo que datan de cien mil años atrás.

Gracias al surgimiento y la propagación de la agricultura en América Latina durante el periodo prehispánico, nuestros antepasados indígenas agregaron estos ingredientes para alimentarse a diario, y se transmitió esta herencia de generación en generación, a través de la tradición oral.

Este conocimiento gastronómico ancestral trascendió en el tiempo a platos que se consumen a diario en los hogares, tales como las sopas de arroz, la mazamorra, el mute y el cuchuco, hojaldres como empanadas y pasteles, las distintas variedades de arepas, preparaciones que ocupan un lugar especial en el corazón y paladar de todos.

“La capacidad de transformar, preparar y almacenar cereales a lo largo del tiempo representa un hito para la humanidad, que redunda en beneficios permanentes para todos como la preservación de la salud y garantizar su disponibilidad permanente”, destaca Viviana Gutiérrez, directora de Marketing para Kellogg en la Región Pacífico.

About Author

Prensa Redex

Redexpertos es una organización que tiene como objetivo congregar a profesionales relacionados con las áreas de las comunicaciones y la responsabilidad social empresarial, para promover la gestión del conocimiento y de esta manera aportar a la Sostenibilidad del planeta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 Hola, por aquí puedes contactarnos
Hola, por aquí puedes contactarnos