June 23, 2024
Noticias Opinión

El abogado 4.0: retos del Derecho ante los avances tecnológicos

El abogado 4.0: retos del Derecho ante los avances tecnológicos

Cuando pensamos en la práctica del Derecho, nos imaginamos personas intelectuales, trajes elegantes y latinismos que parecen hechizos sacados de películas para adolescentes. Sin embargo, en muy pocas ocasiones la asociamos con la tecnología que invade, espía, acompaña y que se ha tomado la vida cotidiana convirtiéndose en algo indispensable como nuevas opciones dinámicas profesionales y nuevas oportunidades de negocios que quizá muchos rechazan o ven como enemigos que truncan el ejercicio eficiente de la abogacía en tanto ciencia y oficio.

En este escenario tecnológico, el abogado moderno deja de ser un abogado cliché; de ser la figura formal y postiza que imaginamos cuando cerramos los ojos, y pasa a ser un profesional que aprovecha la evolución de su entorno utilizando la tecnología como instrumento de acercamiento a las personas, de prestación de servicios más eficientes y humanos

De acuerdo con Juan David González, docente del programa de Derecho de Areandina seccional Pereira, “se debe proponer desde la academia un cambio de paradigma que consiste en dos cuestiones principales. Por un lado, la capacitación a estudiantes y docentes sobre instrumentos, herramientas y artefactos tecnológicos y por el otro, el imperativo del empleo de las tecnologías al servicio de la academia, de la abogacía y de la humanización de la profesión”.

En pro de generar nuevas competencias que se convertirán en normas rectoras para el ejercicio eficiente del Derecho y ser un abogado 4.0, para el académico González, este concepto no se limita a la adquisición de competencias tecnológicas que reciben las personas en el alma máter; por el contrario, se complementa con el entender que el entorno actual es cambiante, diverso y quien se encuentre a la vanguardia, triunfará.

“En términos economicistas y utilitaristas, se puede traducir en ingresos y oportunidades para dejar a un lado las zonas tradicionales de confort, buscando irrumpir en la prestación de servicios jurídicos mediante la utilización de herramientas digitales, redes sociales, tecnologías emergentes, etc.”, explica el experto González.

Un sistema judicial más especializado

Cuando se tiene un panorama en el que el estudiante, pero también el abogado, el profesor, el juez o el ciudadano, se encaran a la existencia de asuntos controlados por inteligencia artificial, esta tecnología se implementa vertiginosamente en interacciones comerciales, sociales y mercantiles, lo que para el abogado González, aunque no lo veamos o creamos que no existe, se lo considera un asunto cercano a la ciencia ficción.

“En el campo del Derecho se han realizado propuestas de avances en la utilización de inteligencia artificial aplicada al juzgamiento de personas en algunos sistemas judiciales en los que se propende por evitar la interpretación errónea de las normas y los sesgos de los seres humanos. Para ellos, la IA representa una solución real que surge de alimentar sistemas de información con la normativa vigente, con casos ya resueltos y con hipótesis ya aplicadas en juicios reales para generar un aprendizaje automatizado que pueda tomar decisiones respecto a problemas jurídicos simples o complejos, según el grado de sofisticación del algoritmo, lo que se prevé que en algún momento, sea posible reemplazar jueces y abogados litigantes con robots o máquinas dotadas de inteligencia artificial”, explica el docente González.

Si bien la inteligencia artificial ayuda a ser más eficientes en la toma de decisiones, es a través de softwares alimentados por abogados expertos donde se podrá tener respuestas eficientes a problemas jurídicos, lo que el experto González explica que “con parámetros matemáticos se podrá calcular escalas mensurables de probabilidad de éxito o fracaso en un litigio. Los administradores de justicia deberán utilizar esta tecnología para analizar los hechos y argumentos presentados por las partes y obtener soluciones a problemas jurídicos planteados. En últimas, quienes continuarán tomando las decisiones serán personas que deberán inclinarse por alguna de las soluciones plausibles que la inteligencia artificial les plantee; es decir, los jueces no se acabarán, sino que se especializarán”.

Más allá del conocimiento básico

Otra de las competencias a desarrollar desde la academia para los abogados de la Cuarta Revolución Industrial, refiere a la obtención, manejo y uso de datos digitales como elementos probatorios dentro de los procesos judiciales.  “Se requiere que docentes y futuros abogados conozcan sobre evidencia digital, informática forense, recreación y reconstrucción de evidencia basada en tecnologías, pues el aporte de este tipo de herramientas a los procesos judiciales se encuentra sujeto a una serie de técnicas que escapan al común denominador de los abogados por lo que, quien domine la técnica es quien tendrá la oportunidad de éxito en la vida profesional”, sostiene el docente.

Y añade: “Una muestra en el contexto colombiano está en la legislación penal. El uso de una captura de pantalla o una foto por muy diciente que sea, no se considera prueba, pues lo trascendente en el caso es la técnica de recolección del elemento la cual debe garantizar que se conserve la mismidad desde su obtención conservando la cadena de custodia y, para ello, la solución tecnológica existente es el denominado código HASH”.

El profesor González aclara que gran parte de las competencias deberán estar enfocadas a la generación de empresas digitales, pues resulta claro que la asistencia a usuarios e incluso la administración de justicia en Colombia ya no se están dando de manera física en su mayoría. “El abogado 4.0 deberá saber qué son las páginas web, el e-commerce, las pasarelas de pago, las tiendas online de servicios jurídicos, las billeteras electrónicas, los contratos inteligentes y digitales, entre otros, conceptos para atender y asesorar debidamente a sus clientes”.

Para terminar, el docente González concluye que el compromiso del Derecho desde la academia es la generación de nuevos conocimientos y competencias para docentes y estudiantes, así como la articulación con otras profesiones que le permita a los nuevos abogados, y los que ya ejercen, ser competitivos e integrales y reducir la brecha digital que se presenta en la profesión y con respecto a otros países.

About Author

Prensa Redex

Redexpertos es una organización que tiene como objetivo congregar a profesionales relacionados con las áreas de las comunicaciones y la responsabilidad social empresarial, para promover la gestión del conocimiento y de esta manera aportar a la Sostenibilidad del planeta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 Hola, por aquí puedes contactarnos
Un saludo, somos RedExpertos, consultores en sostenibilidad ¿En qué podemos ayudarle?