April 23, 2024
Opinión

Construir tejido social como estrategia de crecimiento empresarial

Construir tejido social como estrategia de crecimiento empresarial

Por: Margarita María Ortiz Losada, Especialista en Responsabilidad Social y Ambiental, Conciencia y Acción Group S.A.S

“Las organizaciones que aciertan a construir de manera colectiva oportunidades sociales, económicas y ambientales para su entorno, garantizan la aceptación y respaldo de la sociedad en la que desarrollan sus actividades”

Cuando se configuran acciones socialmente responsables y sostenibles en esquemas que solo reciban retorno de la inversión monetizado, se está sesgando la premisa de respaldar programas que contribuyan a satisfacer las necesidades y expectativas de los grupos de interés de las empresas.

En este contexto, y entendiendo que la responsabilidad social es un valor agregado de la empresa, como una estrategia de crecimiento, se considera necesario invertir en programas que nacen de los acuerdos entre la empresa y los grupos de interés, partiendo de sus propias necesidades, como el caso de las comunidades indígenas y campesinas, estos acuerdos en la mayoría de los casos obtienen retorno social de la inversión e impactos económicos a largo plazo, y no siempre el retorno debe ser financiero a corto o mediano plazo.

El retorno social de la inversión se ve reflejado en aspectos como:

1.     Activar el crecimiento empresarial desde la reputación, la credibilidad y confianza.

2.     Promover el crecimiento y productividad al relacionar los programas que la empresa financia, directamente con el incremento en la calidad de vida de la comunidad y esto redunda en protección desde la comunidad, la lealtad hacia la empresa porque la sienten como un aliado, un vecino necesario y que aporta de manera positiva a la prosperidad desde el bien común.

3.     Gestionar riesgos relacionados con la disminución en la capacidad de generar ingresos por situaciones de conflicto con la comunidad tales como (cierre de vías, tomas comunitarias en los puntos de ingreso a los centro de operación, entre otros riesgos), se puede medir calculando el costo que sería para la empresa dejar de producir un bien o prestar un servicio, (se puede medir en horas o días de producción o prestación del servicio), esto es un impacto positivo para la empresa.

4.     Los programas que la empresa implementa, tienen los componentes social, económico y ambiental, así como las premisas éticas y de valores que infundimos en las comunidades, esta incorporación de criterios éticos y de anticorrupción, contribuyen a la construcción de tejido social, creando una sociedad honesta, empoderada, colaboradora y resiliente, que proteja el territorio desde la premisa del cuidado comunitario, estos programas están generando impactos en la triple cuenta para las comunidades, trabajando por el equilibrio social.

5.     Así mismo las inversiones voluntarias en temas ambientales cuidan el ecosistema de posibles afectaciones en el área de influencia, la empresa gestiona riesgos que puedan afectar el normal desarrollo de las operaciones, aquí también se pueden calcular el costo para la empresa, puesto que “si abandonamos el cuidado del ecosistema”, ¿cuáles serían las consecuencias ambientales para la compañía si no realizamos determinadas inversiones ambientales?

6.     Las inversiones sociales aunque no tengan retorno financiero inmediato para la empresa, pero si retorno social y de relacionamiento, cumplen con parámetros de medición a nivel global con empresas del mismo sector, de tal forma que podamos medir los resultados de los programas RSAG, (responsabilidad social ambiental y de gobernanza), en este caso podemos citar como ejemplo, el contenido temático de GRI (Global Reporting Initative)  413 -1 “Operaciones con programas de participación de la comunidad local, evaluaciones del impacto y desarrollo”, este contenido o indicador permite informar sobre planes, programas o proyectos implementados por la empresa que han sido consultados por las comunidades de acuerdo a sus propias necesidades y requerimientos.

En conclusión, según la experiencia de las empresas que realizan inversiones voluntarias con retorno social, abre nuevas oportunidades y constituyen experiencias innovadoras, que afianzan la sostenibilidad de las empresas en el mercado a largo plazo, son empresas que generan confianza para sus clientes y la sociedad en general, evita riesgos de disminución del valor de las acciones.

“El valor social de las empresas tarda mucho tiempo en construirse, es necesario evitar el riesgo de perderlo”.


Margarita María Ortiz Losada

Especialista en Responsabilidad Social y Ambiental

Conciencia y Acción Group S.A.S

About Author

Yulder Jiménez

Redexpertos es una organización que tiene como objetivo congregar a profesionales relacionados con las áreas de las comunicaciones y la responsabilidad social empresarial, para promover la gestión del conocimiento y de esta manera aportar a la Sostenibilidad del planeta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 Hola, por aquí puedes contactarnos
Hola, por aquí puedes contactarnos