April 22, 2024
Noticias

¿Cómo se presenta el síndrome de TORCH durante el embarazo?

¿Cómo se presenta el síndrome de TORCH durante el embarazo?
  • El síndrome TORCH agrupa enfermedades como toxoplasmosis, otras (sífilis, VIH), rubéola, citomegalovirus, herpes simple.
  • Este síndrome aumenta el riesgo de muerte intrauterina y de aborto espontáneo.
  • Actualmente existen las pruebas TORCH, un grupo de pruebas de sangre para identificar y/o descartar este grupo de enfermedades en el embarazo. De esta manera, se define una ruta de atención temprana que propenda la salud de la madre y el hijo, en caso de ser necesario.

Bogotá, marzo 2023. El embarazo requiere de diferentes cuidados dados los factores que pueden incidir en el estado de salud de la madre, y por ende, en el buen desarrollo del feto. Pues bien, el síndrome TORCH -que hace referencia a un grupo de enfermedades infecciosas- requiere especial atención durante esta etapa.

En caso de que la madre padezca algunas de estas, el bebé puede resultar contagiado puesto que su sistema inmunitario no tiene la fuerza necesaria para luchar contra la infección. En adición a esto, es posible que los órganos no se desarrollen de manera adecuada y lamentablemente, las enfermedades TORCH aumentan el riesgo de muerte intrauterina y de aborto espontáneo. En detalle este síndrome recibe su nombre por las siglas:

  • Toxoplasmosis.  Enfermedad producida por el parásito Toxoplasma gondii. La infección suele contraerse al comer carne contaminada mal cocida o exponerse a heces de gato infectadas.[1]
  • Otras (Sífilis, VIH) Estas infecciones de transmisión sexual reducen significativamente su riesgo de contagio con el uso de preservativos. En mujeres embarazadas con sífilis temprana no tratada, el 25 % de los embarazos resultan en muerte fetal y el 14 % en muerte neonatal.[2]
  • Rubéola. Infección contagiosa que se transmite por gotículas en el aire, cuando las personas infectadas estornudan o tosen. Una vez el virus infecta a una mujer embarazada en las primeras etapas del embarazo, la probabilidad de que la mujer transmita el virus al feto es del 90%. Esto puede causar la muerte del feto o provocarle el síndrome de rubéola congénita.[3]
  • Citomegalovirus (CMV). Este es el virus más común de transmisión durante el embarazo y afecta aproximadamente al 0,5-1,5 % de los nacimientos. Aproximadamente el 40 % de las infecciones maternas por CMV durante el embarazo resultan en una infección congénita.[4]
  • Herpes simple. La infección por el virus del herpes simple se transmite generalmente por contacto de boca a boca y provoca una infección en la zona bucolabial, (VHS -1) mientras que el VHS-2 se transmite principalmente por vía sexual y causa herpes genital. El riesgo de herpes neonatal es mayor cuando la madre ha contraído la primera infección por VHS al final del embarazo.[5]

Si bien los síntomas dependen de la infección individual y estos pueden causar signos leves como malestar y fiebre, en algunos casos, estas enfermedades pueden pasar desapercibidas y solo son notadas después del parto cuando el recién nacido es más pequeño de lo normal, o cuando presenta una erupción en la piel, con pequeñas manchas rojizas o violáceas debido al sangrado de los capilares debajo de la piel.[6]

En este sentido, y como método de prevención, existen las pruebas TORCH, un grupo de pruebas de sangre realizadas usualmente durante el primer trimestre del embarazo con el fin de diagnosticar las enfermedades ya mencionadas. Con una muestra de sangre, es posible identificar la presencia de antígenos o de anticuerpos que indican si hay una infección crónica o aguda,y de esta manera, se define una ruta de atención temprana que propenda la salud de la madre y el hijo, en caso de ser necesario.

“En el sector salud se ha realizado una labor importante para el desarrollo de pruebas que permitan detectar enfermedades infecciosas. Para descartar el síndrome TORCH, se requiere analizar la sangre de la madre con el fin de detectar indicios de infecciones asociados a fallos del desarrollo fetal o anomalías congénitas que pueden manifestarse al nacer o incluso en etapas posteriores de la vida. Estas herramientas de diagnóstico pueden identificar riesgos para el feto y por ende, facilitan la toma de decisiones médicas hacia un tratamiento eficaz para vivir esta etapa con mayor tranquilidad” comentó Rosemeire Braz, Directora de Asuntos Médicos para Siemens Healthineers, Latinoamérica.


[1] Clínica Mayo. Toxoplasmosis. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/toxoplasmosis/symptoms-causes/syc-20356249

[2] WHO. Infecciones de transmisión sexual (ITS) Disponible en: https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/sexually-transmitted-infections-(stis)

[3] WHO. Rubeola. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/rubella#:~:text=La%20rub%C3%A9ola%20es%20una%20infecci%C3%B3n,puede%20prevenir%20mediante%20la%20vacunaci%C3%B3n.

[4] Stagno S, Whitley RJ. Herpesvirus infections of pregnancy. Part I: Cytomegalovirus and Epstein-Barr virus infections. N Engl J Med. 1985 Nov 14;313(20):1270-4

[5] WHO. Virus del herpes simple. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/herpes-simplex-virus

[6] Infección de transmisión vertical. Disponible en: Intrauterine Fetal Infections: Do-Able Approaches (nih.gov)

About Author

Yulder Jiménez

Redexpertos es una organización que tiene como objetivo congregar a profesionales relacionados con las áreas de las comunicaciones y la responsabilidad social empresarial, para promover la gestión del conocimiento y de esta manera aportar a la Sostenibilidad del planeta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 Hola, por aquí puedes contactarnos
Hola, por aquí puedes contactarnos