May 28, 2024
Noticias Opinión

8 ciudades del país registran el mismo top 10 en carreras universitarias

8 ciudades del país registran el mismo top 10 en carreras universitarias
  • En 2018, solo 10% de los universitarios en Colombia cursaron sus estudios bajo la modalidad virtual, mientras que para 2022 la cifra llegó al 70% según datos de la Red Ilumno.
  • Según datos del Sistema de Matrícula Estudiantil (Simat) del Ministerio de Educación, menos de la mitad de los estudiantes que ingresan a primer grado de primaria se gradúan en secundaria.
  • El DANE asegura que alrededor del 30% de las personas en edad escolar en Colombia manifestaron no haber asistido a instituciones educativas entre 2019 y 2021.

Cada año, miles de bachilleres sueñan con entrar a la universidad. Pero, se encuentran con obstáculos que les impiden hacerlo realidad. La falta de recursos económicos, las desigualdades sociales, las barreras geográficas, la falta de orientación y apoyo, e incluso la brecha digital son 5 de las principales dificultades que enfrentan. En este panorama desafiante, Fincomercio con su propósito de ayudar a la transformación social y económica de los colombianos, mediante la prestación de servicios financieros de fácil acceso, que por su baja cuantía no son objetivo de mercado del sistema financiero tradicional, ha identificado 7 aspectos claves que facilitan el ingreso de jóvenes estrato 1, 2 y 3 a la educación superior. Además, revela las ciudades que más solicitan crédito educativo y las carreras preferidas hoy por los colombianos.

Michael Rodríguez, director de comunicaciones de Fincomercio, destaca que “tras analizar nuestras cifras hemos identificado que los jóvenes, contrario a lo que se dice, si quieren estudiar, solo que estas generaciones son dinámicas, emprendedoras e innovadoras y desean alcanzar su crecimiento profesional más rápido. Nuestra tarea como cooperativa es apoyar las necesidades de los bachilleres que sueñan con ingresar a la universidad y los profesionales que desean acceder a posgrado, creando múltiples opciones de financiación a nivel nacional. Las cifras demuestran nuestro compromiso, ya que en los últimos 10 años hemos financiado a más de 250 mil estudiantes por un monto que supera los 890 mil millones de pesos”.

Uno de sus principales objetivos de la cooperativa  es facilitar el acceso a la educación a la población de escasos recursos, y para lograrlo, tiene convenios con más de 190 instituciones a nivel nacional a través de Fincoeducar, “se trata de un servicio creado hace más de 18 años cuando nadie en el sector financiero le prestaba a los estudiantes y Fincomercio empezó hacerlo 100% digital, con documentación mínima, respuesta inmediata, financiación del 100% de la matrícula para estudiantes de pregrado, plazo máximo de 60 meses para especializaciones, maestrías, doctorados y MBA e incluso apoyamos el acceso a la educación continua, por ejemplo, programas de idiomas en Colombia o en el exterior. Todo lo anterior con trámite digital o presencial y acceso a beneficios adicionales de recreación, salud con cobertura nacional”, menciona Rodríguez.

Cifras de la educación

La dificultad de acceso a la educación universitaria no se limita únicamente a la falta de recursos para pagar la matrícula, también influyen los gastos diarios relacionados con la carrera que elija el estudiante. La cooperativa reconoce esta realidad, por eso inspira a los jóvenes con la reconocida frase célebre, “un viaje de mil millas comienza con un primer paso”, y brinda apoyo concreto con auxilios de manutención, kits escolares y bonos. El objetivo es asegurar que los jóvenes puedan culminar sus estudios con éxito y superar los múltiples desafíos que enfrentan, para no desertar.

“La cooperativa se ha convertido en una importante opción de financiación para aquellos que no cuentan con una beca, no cumplen con los requisitos de la banca tradicional o buscan beneficios adicionales. De hecho, desde 2005 hasta 2023, ha facilitado el acceso a la educación superior de 400.000 personas con un monto que supera 1 billón de pesos. Adicionalmente, están los estudiantes que además de la financiación reciben auxilios de transporte, alimentación, materiales y herramientas de estudio que son más de 1.900 jóvenes a quienes hemos entregado ayudas por más de $800 millones. Estas cifras reflejan nuestro compromiso con la transformación social y económica del país”, añade Rodríguez.

Al analizar el comportamiento de crédito educativo para pregrado por ubicación geográfica, las cifras de la cooperativa revelan que los estudiantes están ubicados principalmente en 5 ciudades que son Bogotá, Medellín, Cali, Tunja y Villavicencio.

“Respecto a la edad en la que los colombianos solicitan financiación para pregrado según las cifras de 2022 y 2023. En primer lugar, están quienes tienen entre 16 y 24 años con 39%, seguidos por el grupo de 25 a 29 años con el 25%, luego la franja de 30 a 34 años con 14%, siguen quienes tienen entre 35 a 39 años con el 9% y, por último, el 13% está integrado por mayores de 40 años”, explica Rodríguez.

Actualmente, 86% de las solicitudes de crédito son para programas de pregrado y 14% para posgrado.

Un dato llamativo es el destacado crecimiento en las solicitudes de crédito educativo en 2022, ya que, para el primer semestre del año anterior aumentaron 61.42% una cifra destacada teniendo en cuenta que en años anteriores la deserción estudiantil y la virtualidad habían desmotivado a la población frente a lo cual, en alianza con las instituciones educativas la cooperativa creó nuevas facilidades para que los estudiantes empezaran o continuaran con sus programas académicos.

7 enemigos que alejan a los jóvenes de la universidad

Teniendo en cuenta el alto porcentaje de estudiantes que no ingresan a la universidad o que inician, pero no se gradúan, la cooperativa preguntó a jóvenes estrato 1, 2 y 3 cuáles son los obstáculos más grandes al momento de acceder a educación superior:

  1. Escasez de recursos económicos
  2. Montos elevados en las matrículas
  3. Falta de respaldo familiar
  4. Desilusión por los salarios de la posible profesión  
  5. Altas tasas de desempleo de la posible profesión  
  6. Prefiere trabajar y no tiene tiempo para estudiar
  7. Creencia de que será muy difícil emplearse en lo que le gusta

7 amigos para combatir la deserción universitaria

“La educación es la única herramienta para transformar la sociedad, por eso trabajamos día a día aumentando las opciones que facilitan el acceso a la educación superior en estratos 1, 2 y 3 con la experiencia de 18 años apoyando esta labor social, hoy sabemos que hay 7 variables que hacen posible que cientos de jóvenes se conviertan en profesionales, estas son:

  1. Acompañamiento detallado porque los jóvenes desconocen el proceso
  2. Tener la certeza de que recibirán el 100% de financiación
  3. Recibir respuesta en minutos porque son la generación de la inmediatez
  4. Solicitar la mínima cantidad de documentos
  5. Para los jóvenes que están en las regiones apoyarlos con cobertura a nivel nacional
  6. Contar con canales digitales ya que todo lo hacen por el celular
  7. La tranquilidad de no requerir experiencia crediticia

Top 10 de las carreras preferidas

Un dato interesante de este sondeo de Fincomercio es que, al revisar la data de qué están estudiando hoy los jóvenes en Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena, Pereira, Villavicencio, Medellín, Ibagué el hallazgo es que en las 8 ciudades el top 10 registra las mismas carreras:

  1. Administración de empresas
  2. Psicología
  3. Ingeniería industrial
  4. Contaduría pública
  5. Derecho
  6. Ingeniería de sistemas
  7. Arquitectura
  8. Enfermería
  9. Lenguas modernas
  10. Ingeniería ambiental

Los jóvenes hablan

“Los jóvenes de mi edad para no estudiar dicen que hay pocas entidades que nos apoyan cuando acabamos de salir del colegio o no tenemos una vida crediticia. En mi caso, lo que quiero realizar con mi carrera es desarrollar y construir obras civiles que generen un mejor ambiente en la calidad de vida y el bienestar económico de mi país”, explica Andrés Caicedo, estudiante de Ingeniería Civil.

“Los jóvenes no están estudiando hoy en día porque analizaron la relación tiempo – dinero y estudiar 5 años para salir a ganar el mínimo no llama la atención. Creo que este sacrificio a veces no es bien compensado y por eso, sienten que no es necesario tener un pregrado menos un posgrado. Yo estudio publicidad porque quiero ganar un premio con una campaña social en el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions que desde 1954 destaca la excelencia en publicidad”, cuenta María Ferro, estudiante de Publicidad.

“Creo que las redes sociales muestran demasiada inmediatez, por ejemplo, con un clic, tenemos en la puerta de nuestra casa una hamburguesa, unos tenis y hasta un Play Station y además con la moda de los influencers, los jóvenes quieren ser famosos en redes, tener muchos likes, y creen que eso les va a asegurar estabilidad económica. Yo estudio administración de empresas, ya tengo 10 años de experiencia laboral y estudio para crecer a nivel profesional”, menciona Fabian Rojas, estudiante de administración de empresas.

“En Colombia la educación es muy costosa, y ese es uno de los motivos que más aleja a los universitarios. Yo soy estudiante de publicidad y mercadeo, escogí esta carrera porque siempre me ha gustado la vida creativa, volver realidad un proyecto y convertir los sueños del cliente en resultados”, dice Fredy Torres, estudiante de mercadeo y publicidad.

“La gente deja de estudiar por indisciplina, falta de tiempo y poco dinero. La mayoría de las personas tenemos muchas responsabilidades, tenemos que salir a trabajar 8 horas diarias o más porque a veces la jornada es muy extensa, a veces hay que trasnochar, si uno estudia hay que hacer tareas y no queda suficiente tiempo para todo. Yo estudio inglés, para viajar, conocer nuevas culturas y socializar”, comenta Jeisson García, estudiantes de inglés.

“La principal razón por la cual los jóvenes no quieren estudiar se debe a que al graduarse no hay un buen pago por todo el esfuerzo que implica estudiar una carrera. Yo soy estudiante de diseño gráfico, voy en primer semestre y uno de mis sueños primordiales es ser reconocida por mi capacidad de transmitir cualquier tipo de mensaje a través de piezas publicitarias memorables”, narra Natalia Sánchez, estudiante de diseño gráfico.

“Yo pienso que una situación que aleja a los jóvenes de las universidades es que para generar recursos empiezan primero a trabajar, con el sueño de estudiar en la noche o después.  Pero, el trabajo los absorbe, se olvidan de estudiar y cuando se dan cuenta han pasado 20 años. Mi sueño es trabajar en la Defensoría del Pueblo para generar proyectos juveniles”, explica Sofía Neira, estudiante de sociología.

Lo dicen las instituciones


Para conocer la otra cara de la moneda, la cooperativa consultó a la academia:

  • ¿Cuánto pesa la financiación en Colombia para que un colombiano estrato 1, 2 y 3 pueda convertirse en profesional?
  • ¿Cuáles son las cifras o conceptos que originan la deserción universitaria?
  • ¿Qué tanto ayudan los convenios universidad – entidades a impulsar a los universitarios?

Lina González, jefe de Huella Grancolombiana – Institución universitaria Politécnico Grancolombiano

  • Del 0 al 100% considero que el crédito para los universitarios pesa el 80%, porque muy pocos estudiantes tienen para pagar de su matrícula de contado.
  • Hoy en día por triste que suene $400 mil mensuales causan la deserción de un universitario porque si tienes que escoger entre continuar con tu formación o el mercado del hogar, vas a escoger el segundo.
  • Cuando el estudiante accede a financiación para su programa académico, empieza a tener historial crediticio, y también aprende a ahorrar.

María Clemencia Parra, directora de Tesorería de la Universitaria Agustiniana

  • Acceder a crédito equivale al 50% de probabilidades de que un colombiano empiece su vida profesional.
  • En la situación actual para un universitario que ya vive en Bogotá tener o no $500 mil mensuales para sus gastos marca la diferencia entre graduarse o no. Para los estudiantes que vienen de las regiones la cifra sube a $1.500.000 mensuales.
  • Hoy en día los jóvenes quieren cosas súper rápidas, por eso los cautiva la educación continua, ya sea con diplomados, o talleres cortos.

Sandra González de la Fundación Universitaria Los Libertadores

  • Definitivamente recibir financiación equivale al 80% entre ingresar a la universidad o no.
  • Lo que nos dice la estadística es que la deserción se origina por los gastos adicionales como alimentación, transporte, materiales que varía según la carrera.
  • Los estudiantes agradecen todos los beneficios adicionales como refinanciación, recreación y cultura tanto para ellos como sus familiares.

Carlos Pinzón, coordinador de publicidad y mercadeo Corporación Educativa Indoamericana -escuela de aviación

  • En cuanto al porcentaje de importancia, yo diría que 60%.
  • Una dificultad que tienen los universitarios son los valores adicionales, por ejemplo, en nuestro caso los uniformes que están alrededor de $700 y $800 mil pesos.
  • Según nuestro sondeo a los estudiantes les importa mucho el plazo que ofrece la entidad que les otorga el crédito, porque además de la cuota de semestre están los gastos diarios.
About Author

Yulder Jiménez

Redexpertos es una organización que tiene como objetivo congregar a profesionales relacionados con las áreas de las comunicaciones y la responsabilidad social empresarial, para promover la gestión del conocimiento y de esta manera aportar a la Sostenibilidad del planeta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 Hola, por aquí puedes contactarnos
Un saludo, somos RedExpertos, consultores en sostenibilidad ¿En qué podemos ayudarle?